Gobierno en contra de cigarrillos de contrabando

El gobierno de Panamá continúa en su campaña contra los cigarrillos de contrabando. En este artículo, explicqué hace unos años que el propio gobierno originó el mercado negro por el alto impuesto al producto.

Publicado en Panamá | Deja un comentario

Justo Arosemena sobre la libertad

A Justo Arosemena se suele relacionar con un pensamiento nacionalista por su oposición del domino estadounidense en Panamá, sin embargo no se estudia su filosofía liberal. En su artículo denominado Libertad, puedo resaltar algunos puntos.

–          La libertad es un término que se ha interpretado mal y en el cual los hombres se aprovechan para cometer toda clase de crímenes, dada la poca intervención de las personas en los asuntos públicos.

–          La falta de definición de tiranía y despotismo ha sido uno de los factores que ha llevado al error de mal interpretar la libertad. A despotismo se refiere a la forma de gobierno que el mandatario procede por sí solo y a tiranía como la contraposición de leyes establecidas.

–          La libertad política es el nivel de intervención que se le ha dado a los ciudadanos en los asuntos públicos.

–          La libertad civil es aquella que se da en las transacciones entre individuos (libertad individual). Se le debe exigir al gobierno garantías individuales tanto en seguridad como en propiedad privada.

Finalmente categoriza un tipo de libertad legal, el cual son aquellas libertades condicionadas por las instituciones. Aquí el autor cae en un error al pensar que con el positivismo se podía modificar esas leyes en beneficio de la libertad. En fin, al autor tiene un gran acercamiento en el año 1849 al liberalismo entendido como la libertad individual, por lo cual lo defino como un liberal clásico.

Aquí pueden acceder al artículo, recopilado en el libro Escritos de Justo Arosemena, editado por Argelia Tello.

El artículo fue originalmente publicado en el libro Principios de moral política redactados en un catecismo.

Publicado en libertad, Panamá | Deja un comentario

La libertad basada en la libertad individual

Fragmento del célebre discurso de 1819 de Benjamin Constant “Acerca de la libertad de los antiguos comprada a la de los modernos“, en donde diferencia la libertad colectiva (los antiguos) con respecto a la libertad individual (los modernos).

Publicado en libertad | Deja un comentario

El monstruo de la inflación

Como economista se me consulta sobre el significado de inflación. Para que me entiendan digo que es un fenómeno que no vemos pero que existe; este fenómeno no es más que la pérdida de valor del dinero por la emisión de una cantidad de dinero mayor al total de bienes producidos. Este fenómeno se refleja en el aumento de precios. La inflación entonces NO es el aumento de precios, el aumento es la consecuencia.

Este dibujo animado elaborado por el Banco Central de Chile lo explica de una manera sencilla. Lo irónico es que los bancos centrales son uno de los entes que causan la inflación.

Publicado en Inflación, Video | Deja un comentario

El ratón economista

Esta caricatura hace la comparación de una economía planificada, como lo fue la URSS y una economía de mercado como EEUU. El ratón trata de entender el proceso de mercado y cómo se satisface la demanda de los consumidres con la oferta de productos por parte de entes privados. Cabe señalar que EEUU no fue ni es una economía libre de mercado.

Publicado en Mercado, Video | Deja un comentario

El Balboa no es una moneda confiable

Durante este año, el gobierno puso en circulación 40 millones de Balboas en monedas de 1. El motivo principal de la acuñación de Balboas fue ahorrar el alto costo de reposición de billetes; aproximadamente un millón de Dólares anuales.

Es errónea la afirmación de que los gobiernos ahorran, pues el verdadero ahorro de la sociedad proviene de la producción de las personas. Si un país está teniendo ahorros, lo correcto es que se bajen los impuestos a la población. Falseado el planteamiento del ahorro, lo correcto sería decir que el gobierno incurrirá en un gasto menos.

El origen del dinero ha sido olvidado por los Estados modernos. El dinero fue producto de un fenómeno de mercado que duró miles de años, en el cual las personas escogieron un medio con el cual pudieran realizar sus transacciones y que a la vez mantuviera el valor de su productividad.

Si el problema es el gasto de reposición de billetes, una mejor solución habría sido cambiar los 40 millones de Dólares de papel por 40 millones de Dólares en monedas, que acuña los Estados Unidos.

Han sido fallidos todos los intentos de introducir al mercado estadounidense Dólares en monedas, primero en 1979 con el Dólar Susan B. Anthony, luego en el 2000 con el Dólar Sacagawea y por último en el 2007 con monedas de rostros de diferentes presidentes. El resultado ha sido más de mil millones de monedas en bóvedas y sin usar.

En Ecuador, con economía dolarizada, se utiliza la moneda del Dólar Sacagawea; para ellos es un mecanismo de evitar el gasto de reposición de billetes. Sin embargo, resulta incómodo para las personas cargar muchas monedas.

El Balboa panameño no está a la par con el Dólar estadounidense; de esto nos damos cuenta con una sencilla prueba: tratemos de cambiar Balboas por Dólares en otro país. El resultado es que no nos los cambiarán, entonces nos daremos cuenta de que el Balboa es inconvertible. Algunas casas de divisas señalan que el Balboa Panameño (PAB) tiene cambio a la par con el Dólar Americano, pero este valor se da porque la economía está dolarizada. Si Panamá no tuviera acuerdo de circulación del Dólar y utilizara su propia moneda, el valor no sería el mismo que dice tener actualmente.

En el Siglo XIX, don Justo Arosemena había recomendado no tener una unidad monetaria nacional, debido a las múltiples manipulaciones a que puede ser sometida; su propuesta fue la libre circulación de monedas y elegir la mejor de ellas. Tal ha sido el comportamiento de los panameños, quienes siempre han elegido la unidad monetaria que han estimado más cómoda para comercializar. Tan sólo hay que recordar la fallida emisión de 1941, bajo el gobierno de Arnulfo Arias. Otros proyectos de emisión fallidos fueron los de 1911 y 1913, bajo el gobierno de Pablo Arosemena y Belisario Porras, respectivamente.

El rechazo de la población a la última emisión de Balboas demuestra que la moneda no brinda confianza y probablemente quedarán de colección.

Artículo publicado el 28/8/2011 en el diario La Estrella.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Economista, una profesión regulada inútilmente

Hoy, 14 de abril, se celebra el Día del Economista. Se escogió este día conmemorativamente, debido a que un día como hoy, en 1981, a través de la Ley Nº 7, se reguló la profesión del economista en Panamá. Un profesor me dijo, siendo yo estudiante, que esa ley nunca había sido cumplida y que por ese motivo no se valoraba el nivel del economista panameño. En aquella ocasión no nos explicó el porqué del incumplimiento en la aplicación de dicha norma. A continuación trataré de explicarlo, mediante el análisis del Capítulo 1 de la Ley Nº 7 de 1981, correspondiente al ejercicio de la profesión.

El Artículo 1 contiene una afirmación falsa, pues indica que ‘se podrá ejercer libremente la profesión en el territorio nacional, sólo bajo las disposiciones de la ley’. Hablar de libertad es contrario a establecer una regulación, pues la regulación veda o limita la libertad y es por este motivo que deviene en contradictorio hablar de ejercer libremente, cuando se está regulando el ejercicio de la profesión.

A continuación, el Artículo 2, define al economista como un científico social, dando a entender que estamos capacitados para ejercer la ‘ingeniería social’, pensamiento planificador heredado del socialismo. También lo define como aquel que tiene los conocimientos teóricos y de aplicación para asignar recursos productivos; todas las personas aplicamos el asignar los pocos recursos con los que se cuenta ante necesidades ilimitadas, pues siempre nos encontramos en un estado de querer pasar de la situación actual a una mejor.

Ser panameño es uno de los requisitos expresados en el Artículo 3. Con esto se restringe el acceso al ejercicio de la profesión a los extranjeros. ¿Por qué será que nos imposibilitamos a superarnos para competir con los mejores del mundo?

En el Artículo 4 se incluyen las actividades atribuidas a los economistas. Entre ellas se encuentran la formulación y evaluación de proyectos, estudios de mercado, análisis del comercio internacional, análisis econométricos, investigaciones económicas, etc. Siguiendo el orden de esas actividades, habría que pensar lo que sucedería con los gestores de proyectos, mercadólogos, ingenieros comerciales, estadísticos o investigadores que utilizan elementos económicos en sus investigaciones.

No entraré en el análisis de los Artículos 5 y 6, porque son repetitivos y siguen siendo contradictorios con el Artículo 1, pues eliminan la libertad de ejercicio de la profesión.

El artículo 7 expresa que ‘a partir de la presente Ley ninguna persona podrá ejercer como economista hasta que haya obtenido su idoneidad’. Quien necesita los servicios de un economista, preferirá a uno intelectual sin idoneidad, que a uno sin conocimientos con idoneidad. El afiliarse en un gremio para obtener una ‘aprobación de ejercicio profesional’ no es garantía de ser un buen profesional.

Quiero felicitar a mis colegas en su día y manifestarles que una ley proteccionista no nos hará mejores, sólo lo podrá hacer la competencia, a través de la libertad de profesión.

Artículo publicado el 14/4/2011 en el diario La Estrella.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario